La comida: “Be instagrameable.”

Siempre mirando al negocio y la rentabilidad. Veo desde tiempo ha, que los restaurantes están virando a la comida instagrameable. Es una evolución lógica, empujada por la generación millenial acostumbrada a sacar fotos y compartir sus momentos.

Vemos y consumimos cocina desde nuestro ordenador: Fotografías deliciosas. Videos explícitos donde la cámara nos recrea con un zoom en el queso chorreante; en el momento crujiente; en la salpicadura atractiva y calculada.

Hay similitudes con la denominación porn food asi como la comida unicornio de la pagina @CocinaDelirante , pero no esta todo en el mismo saco.

El porn food seguiría el ejemplo del cine X.  Un placer es de voyeur, onanista, íntimo y muy visual. Agradezco a @foodiefanatic00

porn-food-hoteleria-instagrameableunicorn-food-is-real-and-as-magical-as-it-sounds-unicorn-food-is-real-and-as-magical-as-it-sounds-unicorn-hot-chocolate-

 

 

 

 

 

 

 

En ese viraje hacia lo visual, la forma prima sobre el fondo. Atrás quedaron esos mazacotes pantagruélicos o guisos informes. Independientemente de que el producto sea bueno, en la foto no se valorará.

El mundo de la fotografía, y de la moda, se han colado en la gastronomía. ¿O al reves? Da igual, el resultado generado es el mismo.

Restaurantes que inteligentemente se han sumado a la tendencia que, será norma. Platos de colores y formas variadas, fondos estridentes, accesorios como cestitas, paquetitos, bolecitos. Todo mini & mono.

Todo tiene sus extremos, y tampoco se trata de recrear platos de unicornio, llenos de multicolores, magia y dulce. Los adolescentes, tendrán dinero dentro de 10 años. Es un segmento que empuja y será cliente en 10 años. Pero hoy en día, el grueso de adolescentes no da dinero a los restaurantes.

El otro extremo, porn food, sería algo muy chorreante como vemos en este video. de nuestros amigos de @InsiderCheese Es arriesgado de no ser que tu negocio esté en una gran ciudad. O sea un Pop-Up restaurant.

 Entre el porn food y lo cursi unicornio hay grises. Me quedo con el erotismo y el savoir faire. Un plato elegante y dispuesto según la tendencia.

bacalao-pil-pil-hoteleria-instagrameable

 

Siete reflexiones profesionales de hotelería y restauración:

  1. Es cierto que conviene valorar renovarse. Invertir y cuidar la forma del manjar, la vajilla, la copa…
  2. También es fundamental estudiar la iluminación, creando un ambiente íntimo, cálido e instagrameable.
  3. Siempre valorando el ROI de la inversión y los escandallos del manjar.
  4. Los camareros también forman parte de la tramoya. Delantales vaqueros, aspecto vintage y un sobresueldo si lleva barba. Lo queremos todo y pagamos por todo.
  5. Una música, una lista de spotify adecuada.
  6. Una de las ventajas de la decoración en tendencia es que es diáfana y orgánica, lo cual lleva a una posible reducción de costes en mobiliario y lencería del restaurante.
  7. Tienes miles de ideas en Instagram o Pinterest. Empapate bien, es bonito y estoy seguro te gustará.

Tener en cuenta que lo anterior citado se vincula directamente con el RevPash del restaurante. Que es la media entre el revenue y los asientos por hora. Si no lo tenemos en cuenta nos puede suceder como en la cafetería del ejemplo que incidí en este pasado post. E ir cuesta abajo.

¿RevPash? En otro post hablaremos del RevPash.

Un hotelero saludo.

@manodehotel

 

 

 

 

¿Opinión, idea o respuesta?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s