Reflexiones para la gestión del negocio.

Me inclino a compartir unos apuntes a la hora de cuidar y promover su negocio, con la idea de que sea rentable. Por que ese es el concepto clave de su negocio: Rentabilidad. 

Yo soy aquel… Que con un jarro de agua fría, enfría; o disuelve Continue reading “Reflexiones para la gestión del negocio.”

“Lo delicado del cambio”

Citaba Maquiavelo en su obra El Principe:

“No se puede tener asunto más delicado, ni más peligroso para conducir, ni nada con más dudoso en su éxito que

ser el responsable (el Líder) en la introducción de cambios. El que cambia el orden (innova) tendrá como enemigos a todos aquellos que están bien en el viejo orden, y sólo tendrá cómo seguidores que le den soporte aquellos que podrían estar mejor en la nueva situación.”

Una gran reflexión por parte de Nicolas Maquiavelo escrito en cautiverio, para reconciliarse con los Medici.

Al final el Sr. Maquiavelo acabó en la carcel. Este hecho no quita de apreciar la calidad de su obra y su exito como diplomático. Su analisis del comportamiento humano, en base a crear estrategias efectivas para conformar poder y mantenerlo.

Si se es directivo de algun departamento de hotel o bien el director. Se tiene un poder y se debe aplicar correctamente. Esto no contradice las jerarquias horizontales, equipos autónomos o formas transversales de trabajo.

El hecho es que hoy por hoy. Al final, siempre se simplifica y queda una firma. Una cabeza que se honrará o rodará, según  las decisiones implementadas en el hotel y sus resultados.

^ CAMBIOS ^

Los cambios no son bienvenidos. Uno camina por zonas que no conoce y se equivoca más a menudo. El estar fuera de su “zona de confort” esta sobrevalorado por Facebook.

Es difícil, en consecuencia, sin motivación, a nadie le interesa. Uno cambia por necesidad. Al igual que uno adelgaza si se ve gordo. Yo no me veo gordo y por lo tanto no me quito la tapa con mis amigos. No tengo porque cambiar y sufrir penitencia.

Motivación que dirige la voluntad. 

“Tenemos que gestionar la motivación, como una parte indispensable del cambio.” 

Sonsoles Escribano directora general de Right Management. Enuncia en un brillante articulo sobre los procesos del cambio. Invito a leerlo y resumo:

Al afrontar el cambio:

  1. Entender las iniciativas previas al cambio.
  2. Involucrar a los directivos.
  3. Identificar a las personas que pueden bloquear o facilitar el cambio
  4. Diseñar un proceso de cambio
  5. Construir un sistema de comunicación eficaz.

Durante y despues:

  1. Proporcionar el apoyo necesario a los directivos para dirigir a sus colaboradores en procesos de cambio.
  2. Ofrecer coaching a los managers que necesiten un apoyo complementario.
  3. Medir el éxito. (De manera externa e interna)

 

Me permito añadir, a titulo personal, que el cambio trae consigo miedo y el miedo agresividad. Por lo tanto, la  misión será delicada. Hay que definir en el punto 3. las cabezas tractoras del cambio en las diferentes areas y convencer a quienes no deban cambiar.

Esto último es importante ya que nuestro sistema laboral, a partir de cierta antiguedad, inhabilita la palanca del despido. Es decir: Las indemnizaciones son tan cuantiosas que despedir a alguien no es opción.

La esencia de la frase de N. Maquiavelo es que: Los cambios no son invasiones, ni atacan la integridad de nadie. Pero su reaccíon por parte del empleado es tan agresiva (Activa o pasivamente) como si lo fuera.

Por ello es que estas batallas nos cogen por sorpresa. Es irrelevante si el cambio “Es necesario” o “para bien” . Un cambio sin gestionar es un ataque frontal. Este positivismo no cambia nada de la frase inicial de este artículo. La brillante descripción del cambio que hace Maquiavelo.

De hecho, ahi muchas empresas que se arruinan por no querer cambiar. Aferrandose a tiempos mejores, a buenas ideas que ya no funcionan. A “Siempre lo hemos hecho bien.” Será cierto pero se trata de hacerlo distinto. No mejor sino diferente. Para adaptarse a un mercado muy cambiante.

Si el empleado es nuevo, debemos valorar su presisposición al cambio. A plegarse a los sistemas de la nueva empresa. Si trae en su mochila, su sistema particular, y no esta dispuesto a cambiarlo en la nueva empresa… sería interesante una reflexión, enmarcada en su periodo de prueba, por muy buen profesional que fuera. En este caso, él está vulnerando uno de los dos principios de relación laboral por cuenta ajena. El principio de dirección.

Los cracks con el tiempo dejan de serlo. Si no se adaptan. Prueba de ello son los buenos futbolistas que, fieles a su estilo, se reinventan constantemente.

La gente puede cambiar, uno puede cambiar, pero para ello ha de abandonar automatismos y vivir de manera consciente y fatigosa. Hasta que este nuevo guión se haga rutinario, se interiorice y nos acomodemos a él.

Se agradece compartir, likes y por supuesto, comentários.

Un hotelero saludo.

Joseba Casanova Diaz.

 

“El buen musulman no come cerdo”

A raiz de la actualidad. Me veo inducido a tratar el tema de la alimentación y las religiones. Concretamente una de las prohibiciones más conocidas que da titulo a este articulo dominical. “El buen musulman no come cerdo” Desde luego los autores de la matanza en Paris no eran buenos musulmanes, ni tampoco un cura pedófilo un buen cristiano. Desgraciadamente, las religiones están representadas por humanos, con toda la miseria, que en ocasiones, acarrea. En este tema me centraré en la conocida prohibición de los musulmanes por el cerdo. ¿Salubridad, asco, origenes prácticos, cohesión grupal? ¿Un poco de todo? Veamos.
Hay quien afirma que el Islam prohibe el cerdo por ser una fuente insalubre de enfermedades, acido úrico, parasitos, y grasas saturadas. No lo creo, ya que en el siglo V – d.c, cuando se creo esta religión, no se podía medir los factores citados y menos hacer estadisticas de población afectada. Ademas siguiendo ese criterio, el agua también debería de estar prohibida por ser el principal vector de transmisión de enfermedades. Recordemos que antes de la potabilización, distribución y alcantarillado de aguas, un refrescante trago de agüita era jugar a la ruleta rusa. La gente, bien por triquinosis porcina o agua ponzoñosa se moría porque “dios lo quiere asi” Sin argumentos cientificos.

“El cerdo les da asco”. Puede ser cierto. El asco es un condicionamiento adquirido y mimetizado. ¿Se comería usted a su mascota? Seguro que no, incluso a sabiendas que su perrito esta hiper-cuidado y vacunado. Yo jamas le hincaría el diente a mi amada perra Lola. Me causaría rechazo, asco. Asi como tampoco comeríamos carne de delfín o caballo. Si el defín tuviera la poca empatía de un frio atún y no participara en peliculas y aquariums, le daríamos matarile rápidamente.
Comer rata nos da asco por considerar a este un vehículo de transmisión de enfermedades, un animal sucio y tóxico. Sucede algo parecido con el cerdo y el Islam. Argumentos racionales aparte, a ambos nos daria igual que la rata o el marrano se hayan criado en condiciones higienico-sanitarias homologadas. Sencillamente NO.
Quizás haya en juego factores antropológicos. Comportamientos evolutivos favorables en una época, transmitidos en forma de dogma. En el clima de oriente medio, un cerdo no es una buena opción. No es hervívoro, lo cual obliga al humano a compartir su comida. Un herbívoro sintetiza más celulosa en carne. El cerdo suda poco y aguanta poco la sed. Su piel le protege mal del sol. Dicho en breve. Para aquellos pueblos nomadas del oriente medio el cerdo era una carga. Mejor una cabra, caballo o vaca.
¿Pero cuando estos pueblos se hicieron sedentarios? En este caso irrumpe el factor social, el hecho de seguir unas costumbres cohesiona e identifica al grupo. Por otro lado la religión y el poder terrenal que conlleva, aprovecha para hacer palanca y condicionar a los acólitos. De esta forma las religiones condicionan la comida, la sexualidad, las investigaciones medicas, el vestir, los festivos… Nos mantienen a raya con el constante riesgo de ser juzgados y excluidos de la comunidad.

“No mates a una persona humana porque Alá la ha declarado sagrada” El Coran 6 -151-

 

Con un enfoque grupal, el emigrante musulmán que aterriza en tu país necesita de su comunidad para sobrellevar las condiciones adversas de la inmigración. Los españoles emigrantes, comíamos los embutidos que nos enviaban a suiza, o una tortilla de patata que cocinábamos en nuestro día libre. Quid pro quo. Todos ganamos.

En un enfoque individual se trata de sometimiento para integrarse. No debes ser, díscolo, pensar diferente, u ser homosexual.

Otro ejemplo es la alegría y tradición porcina española. Viene de factores identitarios inversos. Era para identificarnos como grupo ante musulmanes y judios. Que por cierto, tampoco pueden comer cerdo en su visión kosher. En la comunidad cristiana, no hace mucho, en la cuaresma no se podía comer carne. Se seguía el ayuno y misa. Mas adelante se aplicó una versión light de esta ley. Solo los viernes de cuaresma estaba vetada la carne. Hoy en día no seguimos nada ni a nadie.

¿Y a que seguimos hoy en dia? ¿Somos seres laicos y racionales?

Para nada.

Hoy en día hemos estigmatizado el pecado capital “La gula” a primer nivel. No como el pecado venial de derroche, gordura y morbidez de antaño. Hoy en día creemos en el fitness, en la eterna juventud, en la abdominal y la talla de moda. No estar en forma, no solo es un pecado evidente y orondo, sino que además es de muy mal gusto y muy poco trendy. En mayor o menor medida: “Somos devotos de la imagen”Y nuestros gurús, previo peaje, suelen ser nutricionistas y personal trainers. Amen de photoshop. La verdad es que este último parrafo da para otro articulo.

Espero que os haya gustado estas palabras maduras, respetuosas y escogidas. Compartir si os gusta.
Creáis en lo que creáis. Un gastronómico saludo a tod@s.
Mi mas firme condena a los atentados de Paris y mi pésame a mi querido pueblo francés. Mi gran referencia gastronómica.